9 tips para mejorar el cash flow de tu startup

cash flowLa gestión efectiva de cash flow se logra cuando ingresa a la empresa más dinero del que sale. Esto puede parecer simple, pero muchos nuevos empresarios descubren muy a menudo, lo difícil que es equilibrar sus cuentas por cobrar con sus cuentas por pagar. Para ayudarte con esto, te dejo nueve consejos que podrás utilizar para administrar, proteger e incluso mejorar el cash flow de tu negocio desde el principio.

✓ Crear un proceso de cobranzas sólido
Una de las cosas más importantes es poner en marcha desde el inicio del negocio, un proceso de cobranzas sólido como una roca. Si lo hacés, esto debería ayudar a aumentar tu capacidad de rastrear y gestionar los activos de tu empresa, incluyendo las facturas e ingresos.

✓ Crear una política de crédito
Si estás considerando vender con pagos diferidos, entonces deberías definir una política de crédito, incluso antes de hacer la primer venta. Es más, te diría que antes arrancar tu negocio, deberías tener listos tus procesos para facturar, los medios de pago que vas a recibir, los intereses que vas a cobrar por demora en los pagos, y hasta un proceso de análisis crediticio.

✓ Tener facturas claras
Una de las razones más comunes por las que las facturas no se pagan es porque a veces pueden ser confusas y difíciles de entender. Por lo tanto, es fundamental que tus facturas sean claras, con lenguaje fácil de entender, y con plazos de pago definidos y bien visibles; todo esto es esencial para ayudar a tus clientes a pagarte a tiempo.

✓ Exigir pagos parciales por adelantado
En el caso de ventas de grandes valores, o de proyectos que van a llevar mucho tiempo, deberías considerar la posibilidad de pedir pagos parciales por adelantado, y de esta manera ayudar a proteger tu negocio. Por supuesto, los términos y condiciones que rigen esa venta, deben requerir el pago completo del resto una vez finalizado el trabajo (o entregado el producto, etc.).

✓ Sólo pagá tus facturas cuando sea necesario, a menos que …
Cuanto más tiempo te aferrás a tu dinero en efectivo, en teoría, más vas a tener para tu negocio, por lo que deberías pagar tus facturas recién en la fecha de vencimiento, y no antes. Por supuesto, si lográs que te hagan un descuento por pago adelantado, deberías considerarlo como una mejor opción.

✓ Pagá las tarjetas de crédito corporativas 
Las tarjetas de crédito de la empresa pueden proporcionar comodidad de compra, pero sus tasas de interés suelen ser altísimas. Para evitar que se acumulen altos cargos por intereses, pagá todo el resumen dentro de la fecha de vencimiento de cada mes. No entres en el juego de los pagos mínimos, ya que financieramente esto va a jugar en contra de tu negocio.

✓ Negociá con tus proveedores 
La mayoría de las empresas conceden términos de pago de 30 días, pero si podés negociar con tus proveedores términos extendidos a 60 o incluso 90 días, esto puede mantener el efectivo en tu negocio por más tiempo, y puede permitirte más flexibilidad al administrar otras cuentas por pagar.

✓ Armá un presupuesto de ingresos y egresos
La creación de un presupuesto de ingresos y egresos puede ayudar a que te des cuenta de las fluctuaciones de cash flow futuros, y te permitirá prepararte financieramente si los ingresos no son suficientes. Por supuesto, las cuentas por cobrar casi nunca están garantizadas para entrar a tiempo, pero la programación de tus gastos y pagos anticipados en un formato visible podría ayudarte inmensamente.

✓ Ajustá tu estructura de precios si es necesario
Si negocio está vendiendo productos o servicios con éxito, pero todos los meses luchás para llegar a fin de mes, entonces puede ser que estés cobrando demasiado poco por tus productos. O, si no estás vendiendo lo suficiente, entonces tu estructura de precios puede ser demasiado alta. Hacer ajustes a la estructura de precios puede resolver el problema, y fortalecer tu flujo de efectivo.

 

 

Si te gustó, compartí!
20