Cobranzas telefónicas: Algunos consejos para que logres mejores resultados.

MALKARecordá que con una llamada telefónica, vos estás está compitiendo con muchísimos factores que distraen la atención de tu interlocutor: la publicidad, las noticias, el correo electrónico, los mensajes de texto y una amplia gama de comunicaciones que recibe la otra persona mientras vos intentás convencerla de algo.

Si bien estos tips están orientados para lograr una gestión de cobranza efectiva, aplican para todo tipo de llamadas, y seguramente te ayudarán a lograr aquello para lo cual te has comunicado telefónicamente con tu interlocutor.

Por lo tanto, para lograrlo, debés crear un entorno único, y esto dependerá de las palabras que digas y del tono de tu voz.

Algunos tips:

Articulá. Hablá claro. No murmulles palabras. Vos querés que la gente te entienda.

Variá tu tono. Aprendé a usar el diapasón para la variación, y acentuá las palabras de poder.

Usá el tiempo correcto. La velocidad del discurso afecta la interpretación de tu mensaje. Hablá rápido cuando quieras transmitir excitación o urgencia. Disminuí la velocidad cuando quieras que las palabras queden grabadas en la mente del oyente.

Controlá el volumen. Proyectá tu voz para que la gente pueda escucharte fácilmente. No grites ni susurres. En vez de eso, elevá la voz cuando quieras subrayar ciertos conceptos o palabras.

Deshacete de las muletillas. Evitá oraciones con palabras como eh, uhm, ahá, y demás rellenos. El patrón se convierte en pesado para los oyentes, y te hace quedar como nervioso, perezoso o ambas cosas al mismo tiempo.

Grabate. Grabá alguna de tus conversaciones con los clientes. Escuchá y prestá atención a como sonás, y hacé los cambios necesarios en la proyección de tu voz para poder persuadir a tus clientes.

Pronunciá y articulá las palabras claramente. Prestá atención especial a tus áreas débiles cuando estés al teléfono. Si estás nervioso, notarás que estás hablando muy rápido, así que hablá pausadamente

Utilizá el lenguaje de una manera clara. Evitá la jerga técnica.

  • Utilizá palabras y direcciones específicas.
  • Usá solo una o dos veces el nombre del que llama durante la conversación.
  • Siempre hablá con tranquilidad, y elegí tus palabras con naturalidad.

Utilizá todas tus habilidades para escuchar.

Enfocá tu atención al que habla y a la conversación.

Escuchá “entre” palabras.

Utilizá tu habilidad para aclarar y confirmar si estás entendiendo.

Si hay algún problema, reflejá un tono de preocupación o empatía.

Evitá las 5 frases prohibidas:

  • No lo sé”: En su lugar podés decir “es una buena pregunta, voy a averiguar”, u ofrecele transferirlo con alguna persona que pueda darle una respuesta.
  • No puedo/podemos hacerlo” En cambio, si podés decir “Esto es lo que puedo/podemos hacer”.
  • Usted tiene que…”: En vez de esto, utilizá “Necesito que…” ó “Me puede ayudar de esta manera”.
  • Un segundo / un segundito”: Casi nunca tardamos un segundo, así que dale un tiempo honesto, estimado, de cuanto tardarás en realizar lo que te han solicitado.
  • No”: Encontrá una manera positiva de expresarte, pero nunca comiences con un NO.

Terminá la conversación con el entendimiento pleno de qué es lo que seguirá.

Agradecele a la persona que has contactado por haberte atendido.

 

Como emprendedor y dueño de tu propio negocio, te vas a encontrar con muchos retos, y conseguir que tus clientes te paguen a tiempo, será uno de los más difíciles, ya que es un tema sensible, en donde a menudo se involucran las emociones.

Escribinos, queremos ayudarte!

 

 

Si te gustó, compartí!
20